Método Pilates,  Beneficios Pilates

Activa tu suelo pélvico con el Método Pilates

El suelo pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta la vejiga, el útero y el recto, en contra de la fuerza de la gravedad.

Debería estar fuerte y flexible al mismo tiempo y ejercitarlo aporta valiosos beneficios físicos y psíquicos a nuestra salud. Su debilitamiento provoca trastornos como incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapsos (caída de los órganos intrabdominales) y disfunciones sexuales, que encuentran en el Método Pilates un gran apoyo como complemento terapeútico. 

Entre las causas que debilitan el suelo pélvico podemos destacar:

  • Embarazo, por el peso del útero.
  • Parto, al pasar el bebé por la vagina.
  • Deportes, en especial los de saltos e impacto.
  • Menopausia, por los cambios hormonales que provocan perdida de flexibilidad e hipotonía.
  • Herencia, dos de cada diez mujeres tienen debilidad innata en los músculos del suelo pélvico.
  • Hábitos cotidianos como  retener la orina o vestir prendas muy ajustadas.
  • Otras causas como obesidad, estreñimiento, tos crónica, estrés,y otras.

El Método Pilates es una actividad física perfecta para fortalecer y equilibrar los músculos que rodean la región lumbopélvica, ya que la contracción del suelo pélvico forma parte de sus ejercicios.

En Pilates cada ejercicio comienza desde el centro, con el reclutamiento del suelo pélvico y el transverso abdominal, que asociado a la respiración costal, completan el trabajo para la activación de los demás músculos que participan en la estabilidad del cuerpo y la sujección de las vísceras.  

Los beneficios que nos aportará ejercitar el suelo pélvico con  la práctica del método Pilates son muchos y muy valiosos para mejorar la salud y por tanto nuestra calidad de vida.

Beneficios de Pilates sobre el suelo pélvico

– Ayudar a mantener un correcto estado de la musculatura del suelo pélvico (tono y flexibilidad)
– Mejorar y evitar los problemas de incontinencia urinaria.
– Evitar hemorroides, estreñimiento, vaginismo o prolapso.
– Facilitar el parto y recuperación posterior.
– Ayuda a resolver disfunciones sexuales y a mejorar la calidad de las relaciones.
– Ayuda a optimizar la postura global corporal.
– Mantener un abdomen más firme.
– Mejora notablemente los sintomas de distintas patologias que afectan a la columna vertebral como la escoliosis.

Marisa Rodriguez, profesora de Pilates y fundadora de enesenciamovimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *