Método Pilates,  Beneficios Pilates,  Principios Pilates

El Power House. Tu mansión del poder

Joseph Pilates se refirió a esta zona como el «centro de energía», desde el que se deben impulsar todos los movimientos. Como resultado esta zona se vuelve mucho más fuerte y contribuye a reducir el riesgo de lesión.

Los músculos abdominales se entrecruzan en capas a modo de corsé para actuar como sostén de la columna. Por lo tanto, cuando fortalecemos  esta área, mejoran de forma notable nuestra alineación y postura, reduciendo o eliminando en algunos casos numerosos problemas de espalda, y mejorando sin duda nuestra calidad de vida.

Al fortalecer el centro, la estructura ósea del cuerpo suele ser capaz de sostener mejor el resto del cuerpo, que estará más preparado para moverse, ejercitarse y levantar peso.  Estas mejoras posturales  no sólo contribuirán a la disminución del dolor, sino que harán aumentar nuestra calidad de vida.

Podemos decir por tanto, que el «power house» o centro, es el ingrediente más importante y esencial para la correcta ejecución del Método Pilates.

Conecta numerosos grupos musculares mayores y abarca la musculatura profunda de la región abdominal y de la espalda (principalmente lumbar).

Se trata de una especie de faja natural conformada por los músculos abdominales: transverso, oblicuo mayor, oblicuo menor, recto mayor de abdomen, piramidal menor del abdomen, psoas e iliaco, multífidos y suelopélvico.

Todo movimiento se realiza desde el centro siendo necesaria una conexión abdominal que logra un equilibrio entre la musculatura del abdomen y de la espalda haciendo los movimientos más seguros y protegiendo la región lumbar.   Por todo ello, unos de los principios y objetivo principal de Pilates es la Centralización, el descubrimiento de tu centro energético.  Su práctica te permitirá desarrollar ese centro.

Al realizar los ejercicios recuerda que debes trabajar siempre desde la mansión del poder, (también llamado centro de energía o  core), continuando hacia las restantes zonas del cuerpo.

Imagina que te has ceñido un corsé cerrando una cremallera desde tu suelo pélvico, ombligo y costillas, traccionando hacia arriba y hacia dentro la musculatura y después realiza el movimiento.   

«Los beneficios del sistema Pilates, dependen solamente de la realización de los ejercicios exactamente como indican las instrucciones». Joseph H Pilates

Post relacionados: Aprende a conectar el  power house o centro de energía con Pilates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *