posicion pilates
Método Pilates

Posición Pilates ¿Qué es y ¿cómo lo hago?

Puede que durante alguna de tus clases de pilates, hayas recibido la instrucción de colocar «posición pilates» para la ejecución de algunos ejercicios, sobre todo si estás tomando una clase de Pilates clásico y estás de pie.

La posición Pilates es una acción que se emplea para activar y estabilizar la mitad inferior del cuerpo, realizando una leve rotación hacia fuera de las piernas, que se inicia en la articulación de la cadera y que junta la partes superior e interior de los muslos.

Este ligero movimiento libera los cuádriceps y trabaja los músculos de las caderas y la cara exterior e interior de los muslos.  

Como todo en Pilates, a priori se trata de un movimiento que puede parecer fácil de realizar, pero tiene su técnica y por supuesto su propósito.

Al principio puede que no te resulte sencillo girar hacia fuera los muslos sin girar los pies, pero es importante que domines esta posición para realizar correctamente los ejercicios en los que se propone la posición pilates.

En el post de hoy, voy a darte todos los detalles para que tu posición pilates sea digna del mismísimo Joe 😉

Es más sencillo aprender esta posición de pie por la referencia que te dará el apoyo de tus pies en el suelo, pero una vez domines la técnica, puedes probar en otras posiciones y añadirle movimiento.

Si observas que durante el movimiento las piernas tienden a girar de nuevo hacia dentro, concéntrate en estabilizar de nuevo la posición y mantenerla durante todo el ejercicio.

Cómo hacer la «posición Pilates»

  • Colócate de pie con las piernas juntas.
  • Los pies deben formar una pequeña V, con los talones juntos y las rodillas relajadas, nunca cerradas.
  • Imagina que giras un poco los muslos hacia fuera mientras sostienes una pelota de tenis entre ellos.
  • Las piernas deben quedar bien juntas, como si entre ellas hubiera una cremallera que sube hasta la pelvis.
  • Activa los glúteos y recoge los abdominales hacia dentro y hacia arriba firmemente.
  • Crece hacia el techo alargando la columna, como si quisieras tocarlo con la coronilla.
  • Mantén tu columna neutra respetando todas sus curvaturas naturales.  

¿Cómo te ha resultado más fácil hacer la posición pilates? ¿De pie o [email protected]?

Comparte tus sensaciones, dudas o consultas en los comentarios. Será un verdadero placer leerte 😉

Marisa Rodriguez, profesora de Pilates y SGA. Fundadora de enesenciamovimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *